lunes, 12 de julio de 2010

Tiempo *


¿Es posible que pasen tantas cosas en solo ocho meses? siempre me lo pregunto y se me revuelve el estómago pensar que todo dió un giro en 180º...y todo ha cambiado: algunos amigos se van de mi vida, y otros regresan para hacerme aun más feliz.

Quizás debía pasar esto, si, todas estas cosas han sido para mejor, he pagado por mis errores pero también he recibido el doble de felicidad haciendo bien otras cosas. Y hace tiempo que no escribía, fue como un remezón a todo este tiempo que no he pasado por aquí, escuchando música de hace tres largos y caóticos años...años que siempre recordaré como la mayor lección de mi vida.

Hoy estoy feliz, no necesito nada más y lucho día a día para que mis proyectos de vida comiencen a formarse...y es que todo en mi vida ahora funciona tan bien, es todo tan armónico que pareciera la utopía que siempre busqué, la utopía que por un instante pensé no llegaría nunca, y que ahora me hace pensar en todo el camino que tuve que recorrer. Fue muy difícil porque me caí muchas veces y ahora tengo dos manos que me atrapan en cada tropezón para no volver atrás y abrir heridas que ya desaparecieron.

Ya ha pasado mucha agua bajo el puente, todos nosotros muy bien lo sabemos, el tiempo cambia, la música cambia, los amigos y compañeros cambian, pero la gente no...la gente nunca cambia con el tiempo y me gusta pensarlo así, porque de esta manera sé quiénes y qué son :)

1 par de alas:

Tomás Franco Ramos dijo...

Había entrado con la intención de decirte que hace tiempo no escribías, y que qué era de tu vida, pero esta entrada en realidad no es para nada vieja. Me gustó leerla, y me gustó saber que te encuentras tan a gusto con la vida. Es increíble pensar que cuando uno hace las cosas premeditadamente de manera correcta, y cuidando cada margen de error, hasta el más ínfimo detalle y consecuencia, la vida se encarga de responderte con nada más que armonía, equilibrio, y cosas buenas. Me sentí identificado en esos cuatro párrafos, Quizás los 20 ó 21 años es la edad en que uno despierta a ciertas cosas; la edad en la que uno aprende instintivamente a (y perdona la discordancia con tu texto) más que poner los brazos; a evitar las caídas. O quizás sólo sea una coincidencia de edades y hayamos despertado en fechas similares.

Ojalá la vida te siga inundando de felicidad y tranquilidad :)

Pd: sería una mentira decir que no me acuerdo de ti.

You Know Where to Find Me *